01 julio, 2009

El señor del HTML 5

En CSS Squirrel, Kyle Weems explica el significado de su última viñeta. Como comentaba en un post anterior, Ian Hickson (o Hixie) es la persona que está coordinando el proyecto de redacción del nuevo estándar HTML 5. Sin embargo, Hickson trabaja para Google, lo que evidencia un posible conflicto de intereses.

Muchos de los participantes en la lista de correo acusan a Hickson de seguir una política que puede resumirse con las palabras: Negar, Retrasar, Desechar por llegar tarde.

Aunque un estándar tan importante como el que regirá el comportamiento de todos los navegadores (la cursiva es por Internet Explorer) durante los próximos años debería estar gestionado por un comité, el poder de decisión se centra en una única persona que se ha erigido como editor, y cuyas decisiones vienen muchas veces respaldadas por datos que, pese a proceder de Google, no son públicos ni se tiene la intención de que lo sean.

Estamos hablando de un esfuerzo de repercusiones casi inimaginables: miles de millones de páginas web escritas con este estándar, accesibilidad para usuarios con discapacidades, censura en países sin democracia, compartición de documentos multimedia sin la dependencia de plugins cerrados (flash)...

Estas críticas nacen de lo absurdo que resulta que una única persona sustituya a un comité de expertos, sino que además, y sin resultar una crítica a su capacidad que parece más que sobrada, el proceso -en el que muchas propuestas interesantes son rechazadas sin más o se hace mucho más caso a esos datos "secretos" que a la opinión de los expertos en cada área- dista mucho de ser transparente.

En este contexto no resulta extraño que se empiecen a alzar voces que pongan en duda la capacidad de Hickson para generar un HTML5 que cumpla con las expectativas de todos y no sólo las de Google, más cuando las críticas por el trato con los participantes (sean individuos, expertos o grupos de trabajo del W3C) no dejan de aumentar.

En esta entrevista a Hickson, sus palabras llaman poderosamente la atención:

Si respondo a comentarios sobre algo que acabo de publicar, me encuentro a veces que tengo un añadido para esa sección, por lo que si alguien sugiere un cambio total, no suele gustarme mucho esa idea. Pero si ha transcurrido un tiempo, encuentro que mi añadido ya no tiene tanta vigencia, y estoy ansioso por cambiar mi vieja estúpida idea por esa otra mejor.
Así que tengo que juzgar sobre lo que vale la pena añadir y lo que no, y eso es duro

Publicar un comentario en la entrada

Últimos links en indiza.com